No sé si existe un principio de la casualidad, pero esta vez el azar hizo que muchos amigos coincidieran en la ciudad de Miami para hacer valer el sí conocido principio de la causalidad y que de este encuentro naciera el primer trabajo de Puntilla Films con el cantautor Omi Hernández. El video clip de la canción "14 de febrero" que interpreta Omi junto a Descemer Bueno, se convirtió en imagen en las calles miamenses. Claudio Pairot, director creativo de Puntilla, y director del video, nos cuenta la historia de tantas casualidades. “Coincidimos todos en la ciudad: Omi, Descemer, la actriz brasileña Amanda Rosa, y yo. Entonces surgió la idea. Comenzó por algo muy sencillo pero, ¿por qué hacerlo sencillo si puede hacerse complicado, no?... empezamos a elaborar más la idea inicial de filmar en el estudio a Descemer y Omi interpretando el tema y surgió la historia de un amor lejano, un amor que se añora. Convertimos el proyecto en una producción un poco más grande. Nos pusimos de a lleno en la empresa, porque los días en los que todos coincidíamos en la ciudad no eran muchos y... a correr”, concluyó.

Una historia de amor, desencuentros, añoranzas, nostalgias… Vuelve Omi a la balada en la búsqueda por hacer sentir la esencia del amor a su público. Para desempedrar un poco más el complicado camino de llegar a la audiencia, Claudio convocó a un equipo de puntería para no fallar el blanco.                                                                                  

Junto a él, en la dirección de fotografía está Oscar Ernesto Ortega, en la producción Alina Rodríguez Abreu y la corrección de colores queda en las manos del propio Claudio. “Quise reflejar ese estado de espera por el regreso del amor. Parto de dos historias: una, en un bar club nocturno donde tocan Omi y Descemer. Este último interpreta el personaje de un amigo que va a consolar la tristeza de Omi… Cuando termina el tema, que se ha perdido toda esperanza de que llegue la amada… entonces aparece. Esta historia se alterna con otros planos del cantante desandando por la ciudad, por lugares apartados de lindos paisajes. En ese trasiego, la muchacha aparece y desaparece para expresar la necesidad de su presencia, de recuperar lo perdido”, dice Claudio. El clip se filmó en el Down Town y en la Black Point Marina de Miami… En las calles de la ciudad se grabó en un jeep y otra de las locaciones fue el bar Habana 305. “Por primera vez trabajo con Omi, aunque debo decir que esto fue un proyecto intermedio porque el plan inicial era hacer, aquí en La Habana, un video junto a Leoni Torres. Pero al coincidir en Miami se dio la oportunidad. El encuentro con la actriz Amanda Rosa también fue casual, por mediación de unos amigos comunes que sabían del video y la presentaron al equipo. Trabajar con ella fue espectacular porque siempre estaba dispuesta, con buena energía y muy profesional.” A finales de febrero estará listo el video. Esta vez habrá que agradecer además de a la vida, a las casualidades por haber iniciado esta historia entre Omi y Puntilla con un buen pie, o mejor, con un buen clip.